Desnutrición y Obesidad afectan a la población venezolana


Alego Comunicaciones, 29 de octubre de 2013. Los días 26 y 27 de octubre, tuvo vida en Venezuela el Congreso Internacional de Nutrición y Salud "Dr. José María Bengoa", organizado por la Fundación Bengoa para conmemorar el centenario del nacimiento del Maestro Bengoa y reflexionar sobre su legado. En el evento fueron dictadas 40 conferencias por expertos de las áreas de la alimentación, la nutrición, la salud y la gastronomía, no solo nacionales, sino también internacionales y de organismos supranacionales como la OPS/OMS.

Entre los diversos problemas nutricionales que afectan a la región latinoamericana -y a nuestro país particularmente- la mayoría de los expertos mostró especial preocupación por la coexistencia de obesidad y desnutrición. La doctora Mercedes López de Blanco, Vicepresidenta de la Fundación, amplió la temática en una ponencia titulada: "La doble carga de desnutrición y obesidad en Venezuela". Explicó que se le da el nombre de doble carga porque al mismo tiempo la población sufre de desnutrición (bajo peso) y de sobrepeso y obesidad. Estas condiciones, a pesar de ser antagónicas, tienen un mismo origen: la mala alimentación.

López indicó que esta doble carga es una epidemia nutricional que evidencian todos los países en vías de desarrollo, mientras que en los países desarrollados se mantiene una tendencia hacia la obesidad únicamente.

La especialista se refirió a un estudio realizado por el Instituto Nacional de Nutrición (INN), entre 2008 y 2010, en el cual analizaron los casos de 10.000 niños y niñas del país, con edades comprendidas entre 5 y 16 años. El mismo revela que entre 20 y 22% sufría de sobrepeso/obesidad y entre 14 y 16% de desnutrición. "Este porcentaje, explica la Dra. López, varía según la ubicación geográfica. Por ejemplo, en poblaciones pobres del estado Zulia prevalece el sobrepeso, mientras que en poblaciones pobres del estado Apure prevalece la desnutrición". De hecho, la desnutrición más severa en el país se percibe en el estado Apure (34%).

Los especialistas reunidos en el congreso coincidieron en que la fórmula para combatir los problemas de desnutrición y sobrepeso y obesidad es: mantener una alimentación balanceada y variada y realizar actividad física con regularidad. Aconsejan aumentar la ingesta de frutas y vegetales y disminuir el consumo excesivo de sal, azúcar y grasas. En cuanto a la práctica de ejercicios, hacen un llamado a apegarse a las recomendaciones de la OMS: 150 minutos semanales, que pueden dividirse en 30 minutos diarios (5 días a la semana).

La doctora Maritza Landaeta-Jiménez, miembro del Consejo Directivo de la Fundación Bengoa y organizadora del congreso, enfatiza en que en materia nutricional debe atenderse con especial cuidado a la mujer gestante, más aún si es adolescente, y al niño en los 3 primeros años de vida.

De manera unánime los expertos expresaron que la medida de salud pública más importante y efectiva para atacar la mayoría de los problemas nutricionales en nuestros niños y niñas -y entre ellos el de la doble carga-, es la lactancia materna exclusiva durante los primeros 6 meses de edad. Juan Pablo Peña-Rosas, de la Organización Mundial de la Salud (OMS), expuso sobre "Las metas globales OMS 2025 para mejorar la nutrición materna, del lactante y del niño pequeño". Una de ellas, durante este periodo, es aumentar la lactancia materna exclusiva en los primeros 6 meses hasta al menos 50%. Al respecto, la Dra. Jiménez concluyó "es el alimento ideal para los recién nacidos y los lactantes, pues aporta todos los nutrientes que necesitan para un desarrollo sano y contiene anticuerpos que protegen a los lactantes de enfermedades como la diarrea y la neumonía, que son las dos causas principales de mortalidad en la niñez".