La Fundación Bengoa ante la situación de CANIA


La Fundación Bengoa para la Alimentación y Nutrición siente el deber de expresar su consternación por los anuncios de expropiación, realizados por el Ejecutivo Nacional, de un terreno contiguo al Centro de Atención Nutricional Infantil de Antímano (CANIA), destinado al proyecto de ampliación del referido Centro.

Los miembros de la Junta directiva de la Fundación Bengoa, seguros de expresar los sentimientos de buena parte de la comunidad de expertos en el área de nutrición y alimentación a nivel nacional, así como también de las comunidades a las que servimos, considera lamentable que esta decisión pueda limitar los planes de desarrollo del CANIA, una institución líder en su campo y de reconocido prestigio nacional internacional que ha beneficiado, no sólo a la comunidad de Antímano, sino a numerosos niños, niñas, adolescentes y mujeres embarazadas con problemas de nutrición procedentes de los distintos espacios del territorio nacional.

La creación y desarrollo del CANIA, inspirada por el insigne médico sanitarista y nutrologo José María Bengoa, pionero de los centros de recuperación nutricional en el mundo, constituyó la materialización de una sentida aspiración de los profesionales que consideran que el combate de la malnutrición requiere de un enfoque integral con activa participación de las comunidades. Por ello, y debido a que Fundación Bengoa es una ODS que desarrolla su acción en el campo de la alimentación y nutrición, hemos sido testigos de excepción de la invalorable contribución que ha hecho el CANIA en el estudio y tratamiento de importantes problemas nutricionales en niños y embarazadas, así como en la implementación de programas de formación de personal altamente calificado en un campo tan complejo como el entorno comunitario y los determinantes de la salud y nutrición que allí interactúan diariamente.

Igualmente es necesario resaltar el apoyo social que desde esta organización se ofrece a las comunidades, no solo para el cumplimiento de tratamientos médicos-nutricionales de los usuarios y usuarias, sino también en la transferencia de herramientas que posibiliten la creación de capacidades para lograr su empoderamiento en la prevención y atención de los problemas nutricionales que los afectan.

En consecuencia, desde la Fundación Bengoa exhortamos al gobierno nacional a explorar otras opciones para atender las necesidades habitacionales de Antímano sin afectar las actividades y planes de desarrollo del CANIA, institución sembrada en el afecto de la comunidad a la que sirve y que es motivo de orgullo para todos los venezolanos.

Caracas, 11 de Enero de 2011