La dieta es la segunda causa de desarrollo de cáncer a nivel mundial, después del tabaquismo


Así lo reportó el informe "Alimentos, nutrición, actividad física y la prevención del cáncer: una perspectiva mundial", que es el resultado de cinco años de análisis de más de siete mil estudios internacionales acerca de la relación entre cáncer, dieta, actividad física y peso. En este estudio trabajaron nueve equipos independientes de científicos de todo el mundo, numerosos críticos científicos y 21 expertos internacionales, dedicados durante cerca de ocho años a esta profunda revisión.

El Dr. Ricardo Uauy, académico del Instituto de Nutrición y Tecnología de los Alimentos (INTA) de la Universidad de Chile y presidente de la Unión Internacional de Sociedades de Nutrición (IUNS, según su sigla en inglés) participó en la elaboración de este informe, en conjunto con un grupo de expertos del Fondo Internacional para la Investigación del Cáncer (WCRF) y el Instituto Americano de Investigación del Cáncer (AICR) de Estados Unidos.

Uauy destacó que se elaboraron ocho recomendaciones generales y dos especiales, relacionadas con los hábitos alimentarios y de actividad física, que permiten disminuir las posibilidades de desarrollar esta enfermedad, enfocándose en tres grandes directrices: preferir alimentos vegetales, limitando las carnes rojas y procesadas, realizar actividad física equivalente a 30 minutos diarios como mínimo y mantener un peso saludable a lo largo de la vida.

El cáncer es una de las principales causas de muertes en muchos países, el de estómago, tráquea, bronquios y pulmón, son los más prevalentes, mientras los factores de riesgo de desarrollar la enfermedad señalan como primordiales el tabaquismo, seguido de la dieta, consumo de alcohol y exposición ambiental a agentes cancerígenos, entre otros. "La obesidad sería la mayor causa de cáncer en no fumadores", afirmó la académica del INTA.

De esta manera, al seguir los lineamientos del WCRF y AICR, en el caso de Chile ayudaría a prevenir cerca de 19.000 muertes que se producen cada año por esta patología, considerando el promedio registrado entre 2000 y 2004.

Las recomendaciones del estudio fueron:


RECOMENDACIONES GENERALES

  1. Mantenerse tan delgado como sea posible, dentro de los rangos normales de peso, con un Índice de Masa Corporal (IMC) idealmente entre 21 y 23.

  2. Realizar actividad física por al menos 30 minutos cada día, aumentando a 60 minutos diarios cuando el estado físico lo permita.

  3. Evitar las bebidas azucaradas y los alimentos con alta densidad energética (especialmente alimentos procesados altos en azúcar agregada o bajos en fibra o altos en grasa). De acuerdo a las recomendaciones, es ideal consumir alimentos que no superen las 125 kcal. por 100 grs. y bebidas que no excedan las 100 kcal. por 100 ml.

  4. Comer más de una variedad de vegetales, frutas, granos y legumbres, como porotos. Consumir al menos 5 porciones de verduras (sin almidón, como el contenido en las papas) y frutas todos los días.

  5. Limitar la ingesta de carnes rojas (como vacuno, cerdo y cordero) a 500 gramos semanales como máximo y evitar las carnes procesadas.

  6. Si se consumen bebidas alcohólicas, limitarse a una medida diaria para las mujeres y dos para los hombres.

  7. Limitar el consumo de alimentos salados y procesados con sal (sodio).

  8. No usar suplementos para protegerse contra el cáncer.


RECOMENDACIONES ESPECIALES

  1. En el caso de las madres, se recomienda amamantar durante por lo menos seis meses, para disminuir el riesgo de cáncer de mama, y luego incorporar otros líquidos y alimentos.

  2. Luego del tratamiento, los sobrevivientes de cáncer debieran seguir estas recomendaciones para la prevención de la enfermedad.


Nota completa en: http://www.inta.cl/admin/notieven2/verdetalle2.php?id=307