La parrilla es más que carnes


La parrilla es una de las comidas más representativas en los encuentros familiares y sociales en el país. Generalmente la atracción principal suele ser una carne en vara, punta trasera o lechón. Sin embargo, los contornos y ensaladas son igualmente atractivos y necesarios dentro del menú.

La adecuada proporción de carnes, contornos y vegetales debe conservarse para garantizar el aporte de energía y nutrientes y para disfrutar de una correcta digestión. Se debe recordar que a mayor consumo de carnes y grasas mayor será el tiempo de digestión: un copioso consumo de estos alimentos puede indisponer al comensal a disfrutar y compartir con el resto de los invitados.

Una opción sana y que favorece la digestión es asar vegetales. Pueden hacerse en la parrilla directamente como el pimentón, cebolla o calabacín, previo cubrimiento con un poco de aceite para evitar que se adhieran. También pueden consumirse ensaladas frescas que, además de garantizar el aporte de fibra, aportan una importante cantidad de agua.

Dentro de los tradicionales contornos destacan el casabe, hallaquitas, cachapa de hoja, pan y yuca preferiblemente sancochada. Para agregar sabor a las carnes y contornos prefiera la tradicional guasacaca en vez de salsas a base de grasas. Al momento del postre elija frutas y evite los dulces ricos en grasas y azúcares.


¿Cómo asar los vegetales a la parrilla?

Nota: Texto desarrollado para la publicación Nutrisalud de Excelsior Gama.