Gotas de oro, leche materna


Daniela Aguilar
Fundación Bengoa

La leche materna, contiene los nutrientes que el o la bebé necesita, en cantidad y concentración adecuada. La lactancia materna es la alimentación más apropiada, de manera exclusiva hasta los 6 meses de vida y complementada hasta los dos años o más.

Mucho se dice de la producción de leche, lo único cierto es que se produce gracias a la succión del bebé. Cada vez que el bebé succiona, se liberan dos hormonas: la prolactina y la oxitocina. La primera hace que se produzca la leche y la segunda hace que salga a través del pezón. Se recomienda tomar agua antes, durante y después de dar pecho al bebé.

Para una lactancia materna exitosa es crucial el agarre correcto, esto se logra verificando que el bebé cubra con su boca todo el pezón y parte de la areola, de manera que sus labios estén volteados hacia afuera, si esto no se cumple, los pezones duelen y se agrietan.

La mujer que amamanta, no debe excederse en el consumo de café, chocolate, bebidas alcohólicas u otras bebidas estimulantes.

Siempre se presentan dudas sobre el momento y el orden correcto para la introducción de los alimentos. Cuidar el orden previene alergias e intolerancias, el momento es a partir de los 6 meses, ya que a esa edad, el sistema digestivo puede procesar alimentos diferentes a la leche materna.

A partir de los 6meses se pueden ofrecer papillas, purés, cremas o sopas espesas, en vasito o cucharita. Se permite papa, ocumo, apio, auyama, zanahoria, calabacín, frutas no cítricas como cambur, mango, lechosa, manzana, cereales como arroz y maíz (corazón de la arepa o bollito), carnes de res y pollo, yogurt y queso preferiblemente pasteurizado.

A partir de los 9 meses se puede introducir trigo (pan, pasta, galletas), avena y cebada, granos como caraotas, lentejas, frijoles se deben ofrecer licuados y colados para facilitar su digestión, yema de huevo cocido, frutas cítricas, pescado y cerdo. Si existen antecedentes de alergia en la familia introducir los cítricos, el pescado y el cerdo después de los 12meses.

A partir de los 12 meses puede comer huevo entero, espinaca, acelga, y remolacha.

Beneficios de la lactancia materna para el crecimiento y desarrollo del niño o niña.

Los beneficios de la lactancia materna para el o la bebé son muchos, entre ellos podemos mencionar: Las proteínas de la leche materna están en cantidad adecuada para proteger los riñones, contiene enzimas digestivas, reduce los cólicos, las defensas de la madre pasan a través de la leche para fortalecer su sistema inmunológico y prevenir infecciones, aporta todas las vitaminas y minerales que necesita, el hierro se absorbe completamente, lo que reduce el riesgo de anemia, contiene bacterias saludables (probióticos) que protegen contra infecciones intestinales, posee factores de crecimiento, que favorecen la maduración de los diferentes órganos en especial del sistema digestivo, aporta suficiente agua, por lo tanto no es necesario ofrecer agua adicional, posee omega 3, necesario para el desarrollo del cerebro, protege del desarrollo de sobrepeso y diabetes en el futuro.

Beneficios de la lactancia materna para la madre

Para la madre los beneficios de amamantar son igual de numerosos, entre ellos se encuentran: permite perder el peso ganado durante el embarazo más fácilmente, ya que, el cuerpo utiliza las reservas de grasa para producir la leche, protege del cáncer de mama y de osteoporosis, puede ser utilizado como método anticonceptivo los primeros seis meses después del parto, siempre y cuando amamante de manera exclusiva, también refuerza el vínculo madre-hijo/a, se presenta una menor incidencia de depresión postparto, tiene impacto positivo en la economía familiar ya que no cuesta nada y es ecológica ya que no contamina al no generar desperdicios por su comercialización.

Desventajas del uso de fórmulas infantiles

En los infantes se presentan importantes riesgos cuando son alimentados con fórmula láctea, entre ellos: mayor frecuencia de diarrea, ya que el biberón se contamina fácilmente si no se prepara la fórmula siguiendo las normas correctas de manipulación higiénica, aumento de otitis media, la proteína de la leche de vaca, presente en estos productos, es de gran tamaño, esta produce una reacción de inflamación en el intestino que causa pequeñas hemorragias y por lo tanto pérdida de hierro, esto genera anemia, por eso son necesarios los suplementos de vitaminas y minerales, además de recargar los riñones aumentando el riesgo de desarrollar enfermedades renales, aumenta las alergias e intolerancias alimentarias, no tienen factores inmunológicos ni de crecimiento, aumenta el riesgo de desarrollo de obesidad y diabetes, la digestión es más pesada y difícil aumentando la frecuencia e intensidad de los cólicos, es necesario ofrecer agua al bebé ya que, el riñón la requiere para procesar la carga de proteínas y minerales, no son suficiente fuente de vitamina A ni C.

Dale lo mejor a tu bebé, leche materna.