La empanada: más que una tradición venezolana


La empanada forma parte de la cultura venezolana y es una pieza fundamental del menú cotidiano a cualquier hora del día, sin importar la edad. Se trata de un envoltorio de masa de maíz que se fríe en aceite y se rellena con cualquier ingrediente que nos guste: desde el tradicional queso blanco, pasando por las criollas caraotas y el cazón, hasta llegar a las más audaces y creativas hechas de chorizo, pepitona o camarón.

Hoy en día, el disfrutar de una rica empanada es una costumbre que se ha extendido por todo el territorio. De acuerdo a los resultados de la III Encuesta Nacional de Presupuesto Familiar, forman parte de los hábitos alimentarios de la población venezolana: 16% de los hogares se desayunan con empanadas. Las favoritas son las de carne, queso y pollo.

Bien sea caseras o compradas en panaderías, cafeterías, bodegas, en kioskos playeros, en centros comerciales, o en los estadios, terminales de autobuses y en las carreteras, la empanada criolla es una de las protagonistas indiscutibles de nuestra dieta habitual.

En cifras

El menú venezolano diario de un adulto no debería exceder las 2.300 Kcal, y una empanada aporta aproximadamente 14% de esta recomendación. En promedio un adulto ingiere en el desayuno entre dos y tres empanadas, lo que significa que sólo en esta primera comida del día está consumiendo entre 28% a 42% de las calorías requeridas.