América Latina y la doble carga de la malnutrición


El pasado 12 de noviembre se inició en La Habana, Cuba, el XVI Congreso de la Sociedad Latinoamericana de Nutrición. Este evento reunió durante cinco días a más de 1.600 personas entre estudiantes y profesionales de la medicina y la nutrición, provenientes de 32 países.

María de las Nieves García Casal, jefe de Medicina Experimental del IVIC y presidenta de la Sociedad Latinoamericana de Nutrición, explica que fue un congreso muy interesante Y orgqnzado en el que se trabajaron diversos temas. Entre los que destaca la nutrición clínica, la salud pública, nutrición y actividad física, deficiencias de micronutrientes y temas muy de vanguardia como la epigenética y todos los cambios que pueden ocurrir en el genoma modificado, para bien o para mal, por la nutrición.

"Los alimentos podrían favorecer la aparición de enfermedades crónicas como la diabetes y enfermedades cardiovasculares. También nuestra conducta alimentaria podría corregirlas y evitar que esos cambios se transmitieran de generación en generación", explica García.

La especialista señala que tuvo la oportunidad de coordinar una mesa redonda sobre la dieta y la diabetes. Allí comentó sobre el papel que juegan los carotenoides en mejorar el estado oxidativo no sólo de pacientes diabéticos, sino de personas sanas. El cambim ser'iicute;a incluir alimentos como el brócoli y la zanahoria en la dieta, lo cual podría tener un efecto preventivo y de control sobre la diabetes.

América Latina y la nutrición

María de las Nieves García Casal señala que la principal concdusi&kaCute;n que puede extraer del congreso es en términos de cómo nos comportamos como región en cuanto al origen de la obesidad, que quizá es diferente a lo que ocurre en Estados Unidos o Europa. Afirma que el origen de nuestras calorías viene más de los carbohidratos que de las grasas.

"Lo que tenemos claro es que para nuestra región un tema muy importante es la doble carga de la malnutrición, en nuestros países es especialmente grave. Había datos de obesidad que preocupan mucho en Chile y México, que inclusive están por encima de los países desarrollados donde sabemos que su principal problema en nutrición es la obesidad".

García señala que las proyecciones que se tenían para los próximos cinco años en Latinoamérica en cuanto a obesidad, ya se han alcanzado. Adicionalmente, los estudios demuestran que esta condición está acompañada de desnutrición.

"Tenemos individuos obesos que están anémicos. Tenemos individuos obesos que presentan carencias nutricionales porque se están llenando de calorías porque la dieta y el estilo de vida no es el adecuado. Tenemos pacientes obesos que están desnutridos o malnutridos, es lo que se llama hambre oculta o deficiencia de micronutrientes", señala García.

Afirma que América Latina es especialmente vulnerable a esa doble carga de la malnutrición: no sólo por altas prevalencias de desnutrición, sino por las altas prevalencias de obesidad.

La dieta es vital, impactante y definitoria de estos efectos, pero también el sedentarismo y la falta de actividad física.

Presidencia de la Sociedad Latinoamericana de Nutrición

"Uno de los capítulos más activos en esta sociedad ha sido históricamente el capítulo venezolano, del cual la Dra. Maritza Jiménez es la presidenta. Ese dinamismo en la sociedad es lo que ha permitido que me seleccionen para la presidencia de la sociedad para el periodo 2012-2015", explica García.

Destaca que una de sus principales metas es que la Sociedad Latinoamericana de Nutrición mantenga su presencia para que puedan reunir, compartir y publicar toda la información e iniciativas que se generan en la región.