Creencias de la nutrición


La doctora Mercedes Schnell, especialista en nutrición, explica las principales creencias que existen en torno al tema nutricional, y alegan que es necesario tener conocimientos fundamentados para poder desarrollar una buena alimentación y mantenerse saludables.

  1. Comer carnes rojas
    Ciertas personas aseguran que la carne roja "se pudre en el intestino" y que es dañina para nuestro cuerpo. Esto es falso. Es cierto que ingerirlas excesivamente no es bueno, pero solo por su cantidad de grasa y exceso de proteínas. Ningún alimento se descompone en el intestino, sino que el organismo los transforma para utilizar los nutrientes que necesita.

  2. Amamantar cambia la estética del cuerpo
    Aclarar la falta de veracidad de esta creencia es sumamente importante debido al impacto que puede tener en la salud de los infantes. Muchas madres dejan de amamantar a sus hijos pensando que las mamas perderán firmeza y se "caerán". Esto no es cierto. Esta creencia se debe a que una mama que aumenta de tamaño por la lactancia, modifica su volumen y trae como consecuencia una disminución de la elasticidad. Además, no debemos olvidar que la lactancia materna es de gran importancia para los bebés.

  3. La mezcla de alimentos para engordar o adelgazar
    Muchas personas piensan que mezclar alimentos influirá en su peso. Aunque esto no es del todo falso, ya que ciertas combinaciones aumentan la secreción de insulina, lo que más influye en el organismo es la cantidad y la calidad de lo que se ingiere. Algunas comidas que mezclan azúcares y proteínas (especialmente ciertos aminoácidos) estimulan más la producción de insulina que otras donde tales elementos se ingieren separadamente.

    En el caso de los grandes deportistas, sí debe haber un aumento en la ingesta de carbohidratos por su gran uso durante el ejercicio. No obstante, solo los atletas de alto rendimiento deben optar por esta opción; las personas que hacen actividades físicas de manera regular y no tan intensa no deben modificar su dieta de esta manera. Se trata simplemente de encontrar un equilibrio entre la calidad de los alimentos (no comida chatarra) y las porciones que comemos (no muy grandes).

  4. Mezclar frutas con leche es dañino para el organismo
    Algunas personas piensan que mezclar ciertas frutas cítricas con leche es dañino. Lo que ocurre con esta mezcla es la "desnaturalización" de la leche, la cual no produce ninguna enfermedad, sino que simplemente altera el sabor y la consistencia del lácteo. El yogurt de frutas es un ejemplo de la combinación de estos alimentos.

  5. Comer en la noche engorda
    La creencia acerca de que dejar de comer en la noche ayuda a perder peso no es correcta. El cuerpo regula el metabolismo para tener los niveles necesarios de energía. Si no se ingiere alimento, se presentará un déficit y el cuerpo pasa a un modo de "ahorro de energía", lo cual hará que se engorde en vez de adelgazar. Todo recae en qué y cuánto se cena. En función de mantenerse saludables, se deben comer alimentos ligeros y con bajos contenidos en grasa. De esta manera, se evitará este estado de "ahorro de energía" del organismo y se contribuirá con la pérdida de peso.

  6. En vacaciones y Navidades se engorda "porque sí"
    Disfrutar de unas merecidas vacaciones o de una Navidad en familia no involucra necesariamente un aumento en el peso. Volvemos a lo de "cantidad y calidad". Si se come lo suficiente, sin caer en el exceso, no se llegará a un aumento significativo de peso. También es útil cuidar las porciones, prescindiendo de esos deliciosos postres de vez en cuando. El autocontrol y la conciencia evitan "engordar porque sí", ya que si se quiere estar saludable, una pequeña porción de comida sana es lo mejor.

  7. Leche directo de la vaca
    Algunas personas piensan que ingerir leche extraída directamente de la vaca (sin procesar) es más saludable que tomar la que se encuentra en los establecimientos comerciales. Esto es falso, además de peligroso. La leche extraída de la vaca pasa por un proceso de pasteurización que la "desintoxica". Si dicho proceso no se da, el lácteo puede estar contaminado y hacer un gran daño al organismo.

Campañas para la pérdida de peso
Cuando el Estado decide realizar una campaña promoviendo una alimentación saludable, generalmente indica qué se debe comer y qué no. La especialista afirma que las campañas no deberían limitarse a ese tema, sino que se deberían realizar intervenciones educativas y en grupos de trabajo, de manera individual o grupal, para tratar de neutralizar las creencias que se tienen acerca de la alimentación. El mayor aporte es contribuir a desmentir esos mitos y solo con una intervención particularizada se pueden aclarar.

Fundación Bengoa
@FUNDACIONBENGOA