Compra con equilibrio y asegura la alimentación


Corina Román
Fundación Bengoa

La alimentación del venezolano suele ser monótona, consume pocas frutas y vegetales, que son indispensables para una nutrición adecuada. Existen muchos factores que influyen en el consumo de alimentos, entre los principales se encuentra, el acceso, la disponibilidad y los hábitos alimentarios.

Cada día sentimos como debemos sacar más dinero del bolsillo, ante el alto costo de los alimentos, por lo tanto, es indispensable mejorar la distribución del presupuesto familiar, para que todos los miembros de la familia puedan alimentarse bien y mantener un estado nutricional adecuado.

En este sentido, hay que destacar que la pobreza no es sinónimo de desnutrición, pero indudablemente limita la capacidad de compra y en gran medida influye en la calidad y en la cantidad de alimentos que se desean adquirir. Por ejemplo, una familia con alto poder de compra puede seleccionar alimentos de baja calidad nutricional, tales como, enlatados o comida rápida, mientras que, una familia con menor poder de compra, pero bien informada puede seleccionar alimentos de mayor calidad nutricional.

Otro factor determinante es la disponibilidad de alimentos, que depende de la producción, importación, exportación y comercializaron de los mismos. Cuando en el mercado no se encuentra un alimento, se puede sustituir por otro o utilizar combinaciones de los mismos, de igual calidad.

En la selección, los hábitos alimentarios y la educación nutricional, determinan la preferencia que se tiene por uno u otro alimento, siendo otro de los factores que influyen en la nutrición de la familia.

En esencia, es importante tener alguna noción sobre una alimentación variada y equilibrada, cuando compramos y preparamos los alimentos, para así mejorar la alimentación y la nutrición de nuestra familia.

  1. Como lograr una alimentación variada y equilibrada

    Para favorecer el crecimiento, el desarrollo y el buen estado de salud en cada comida se deben incluir alimentos de los distintos grupos, de los llamados constructores, como por ejemplo carne, leche, yogurt, quesos y huevos; los energéticos como granos, cereales, tubérculos, plátano, grasas y azúcares y los controladores o reguladores como las frutas y vegetales.

  2. Como debo planificar la compra de alimentos

    Planificar la compra nos ayuda a no gastar más de la cuenta y a organizar la alimentación de la familia. A continuación encontrarás algunas ideas que te pueden ayudar:

    • Elabora una lista de compras para garantizar el uso adecuado del dinero disponible, tomando en cuenta las recomendaciones para obtener una alimentación variada y equilibrada.

    • Prefiera aquellos puestos o lugares donde venden alimentos con buenas condiciones higiénicas y con buenos precios.

    • Trata de comprar en mercados libres, alimentos en buen estado y que estén en épocas de cosecha, porque son más baratos.

    • Aprovecha las ofertas de alimentos en buen estado. En los alimentos envasados, empaquetados o enlatados fíjese en que no estén rotos, oxidados, aporreados o vencidos.

    • Sustituya un alimento por otro de menor precio, siempre que, tenga el mismo valor nutricional, como por ejemplo la carne de pollo o de res por sardinas o por la combinación de granos con cereales. Al combinar dos raciones de granos y una de cereales se logra una proteína parecida a la de la carne.

    • Compare los precios de las marcas de alimentos, para buscar el más económico y con un valor nutricional similar al alimento que está reemplazando.

    • Trate de comer en casa o lleve la comida preparada al trabajo. Resulta más económico y más higiénico que las que se venden en la calle.

    • Reutilice los excedentes de alimentos lo más rápido posible, prepare tortillas, torticas, croquetas, entre otras.

    • Selecciona primero los productos secos, luego los frescos y por último los congelados.

    • Organice la compra, primero los alimentos, en vez de, cosméticos y productos de limpieza.

  3. Como conservar y almacenar los alimentos

    Para garantizar el buen estado de los alimentos y evitar la pérdida de dinero porque se dañan, le ofrecemos algunas recomendaciones:

    • Manténgalos en el refrigerador o congelador hasta que lo vaya a emplear. Ejemplo, refrigere carnes, leche y productos lácteos, huevos, frutas y hortalizas; y en el congelador guarde las carnes de res, pollo y pescado.

    • Evita congelar y descongelar una y otra vez. Un alimento descongelado no debe volverse a congelar.

    • Guarda las carnes en bolsas plásticas y en pequeñas cantidades y descongele sólo lo que va a usar.

    • Coloca los quesos, las frutas, vegetales y verduras dentro de las gavetas asignadas en la nevera

    • Almacena los cereales, granos, enlatados y otros alimentos secos, en estantes limpios y sin humedad y evite el contacto con insectos y roedores.

    • Si no tiene nevera, compre diariamente los alimentos que se dañan fácilmente, como por ejemplo carnes, queso y leche líquida. Una alternativa es usar una cava con hielo seco.

Ahora con los alimentos que siempre compras para la familia, te ofrecemos algunos menús que pueden ayudarte en la dura tarea de alimentar bien a tu familia. Recuerda que para tener una alimentación variada y equilibrada, debes preparar en la semana platos que contengan alimentos de los distintos grupos.

Emplee estas recomendaciones en su hogar y rinda mejor el dinero, no compre con impulsividad, ni se deje llevar por las ofertas, evite que los alimentos se le deterioren por una inadecuada conservación y almacenamiento y por último, recuerde combinar los alimentos para mejorar su alimentación.

Bibliografía:

  1. Fundación CAVENDES, Universidad Central de Venezuela, FUNDACREDESA, Instituto Nacional de Nutrición, Universidad de los Andes y la Universidad del Zulia. Manual de Encuestas de Consumo de Alimentos. Caracas, Marzo de 1987.

  2. Sevilla AA. Iniciativas de la empresa privada para la Seguridad Alimentaria. An Venez Nutr. [Publicación periódica en línea]. 2005, vol.18, no.1 [citado 12 Enero 2009], p.37-38. Disponible en la World Wide Web: <http://www.scielo.org.ve/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S079807522005000100007&lng=es&nrm=iso>. ISSN 0798-0752.

  3. CENAMEC, Fundación CAVENDES, Ministerio de Educación y el Instituto Nacional de Nutrición. Las Guías de Alimentación en la Escuela. Vol 1. Caracas, octubre de 1995

  4. Serra L, Aranceta J. Nutrición y salud pública. 2nd ed. Barcelona: Elsevier Masson; 2006.

  5. Molina, LE. Reflexiones sobre la situación alimentaria internacional y la seguridad alimentaria. Agroalim. [Publicación periódica en línea]. jul. 2002, vol.7, no.15 [citado 13 Enero 2009], p.75-85. Disponible en la World Wide Web: <http://www.scielo.org.ve/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1316-03542002000200006&lng=es&nrm=iso>. ISSN 1316-0354.

  6. CENAMEC, Fundación CAVENDES, Ministerio de Educación y el Instituto Nacional de Nutrición. Guías de Alimentación. Ciencias naturales y salud 7°-8° y 9° grado de educación básica. Caracas, 1998.

  7. Instituto Nacional de Estadística. Ábrele la puerta a la Encuesta de Seguimiento al Consumo de Alimentos. Material divulgativo (tríptico). 2004

  8. Fundación Bengoa y Kraft Venezuela. Manos a tu salud. Material divulgativo. 2008.